España

Tenerife

  Gran Canaria

Acceda a nuestro canal de

Busque aquí nuestros productos

por su nombre o nuestro código si lo conoce

Soldadura y Abrasivos

Skip Navigation LinksInicio/Soldadura y abrasivos
Soldadura y Abrasivos en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote
Descargar catálogo completo

Si no desea descargar el catálogo completo puede acceder al producto desde su categoría:

Esta información representa las características estándar del producto, si tiene exigencias concretas que requieran dimensiones o tolerancias específicas, no dude en contactar con nosotros.

Esta información representa las características estándar del producto, si tiene exigencias concretas que requieran dimensiones o tolerancias específicas, no dude en contactar con nosotros.

Soldaduras y Abrasivos en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote
Descargar catálogo completo de inoxidable

Soldadura

Soldadura en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote

La soldadura es un proceso de fabricación en donde se realiza la unión de dos materiales, (generalmente metales o termoplásticos), usualmente logrado a través de la coalescencia (fusión), en la cual las piezas son soldadas fundiendo ambas y pudiendo agregar un material de relleno fundido (metal o plástico), para conseguir un baño de material fundido (el baño de soldadura) que, al enfriarse, se convierte en una unión fija.

A veces la presión es usada conjuntamente con el calor, o por sí misma, para producir la soldadura. Esto está en contraste con la soldadura blanda (en inglés soldering) y la soldadura fuerte (en inglés brazing).

Historia

La historia de la unión de metales se remonta a varios milenios, con los primeros ejemplos de soldadura desde la edad de bronce y la edad de hierro en Europa y el Oriente Medio. La soldadura fue usada en la construcción del Pilar de hierro de Delhi, en la India, erigido cerca del año 310 y pesando 5.4 toneladas métricas.

Abrasivos en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote

La soldadura por resistencia también fue desarrollada durante las décadas finales del siglo XIX, con las primeras patentes yendo a Elihu Thomson en 1885, quien produjo posteriores avances durante los siguientes 15 años. La soldadura de termita fue inventada en 1893, y alrededor de ese tiempo, se estableció otro proceso, la soldadura a gas.

A mediados del siglo XX, fueron inventados muchos métodos nuevos de soldadura. 1930 vio el lanzamiento de la soldadura de perno, que pronto llegó a ser popular en la fabricación de naves y la construcción. La soldadura de arco sumergido fue inventada el mismo año, y continúa siendo popular hoy en día. En 1941, después de décadas de desarrollo, la soldadura de arco de gas tungsteno fue finalmente perfeccionada, seguida en 1948 por la soldadura por arco metálico con gas, permitiendo la soldadura rápida de materiales no ferrosos pero requiriendo costosos gases de blindaje. La soldadura de arco metálico blindado fue desarrollada durante los años 1950, usando un fundente de electrodo consumible cubierto, y se convirtió rápidamente en el más popular proceso de soldadura de arco metálico.