España

Tenerife

  Gran Canaria

Acceda a nuestro canal de

Busque aquí nuestros productos

por su nombre o nuestro código si lo conoce

Remaches y Tornillos

Skip Navigation LinksInicio/Remaches y tornillos

Listado de productos de Remaches y Tornillos

Tornillos y remaches en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote
Descargar catálogo completo

Si no desea descargar el catálogo completo puede acceder al producto desde su categoría:

Esta información representa las características estándar del producto, si tiene exigencias concretas que requieran dimensiones o tolerancias específicas, no dude en contactar con nosotros.

Esta información representa las características estándar del producto, si tiene exigencias concretas que requieran dimensiones o tolerancias específicas, no dude en contactar con nosotros.

Remaches y tornillos en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote
Descargar catálogo completo de Tornillos y Remaches

Tornillos

Tornillos en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote

El inventor del tornillo fue el griego Arquitas de Tarento, quien nació en el 430 a.C. y murió en el 360 a.C, él también inventó la polea.

Arquímedes (287-212 a.C.) perfeccionó el tornillo e invento el tornillo sin fin.

Según se cree los destornilladores planos tuvieron su origen en los talleres de carpintería. Después de introducir los clavos en la madera les hacían una pequeña muesca en la cabeza y los retorcían media vuelta.

Características

Los tornillos están fabricados en muchos materiales y aleaciones; en los tornillos realizados en metal su resistencia está relacionada con la del material empleado. Un tornillo de aluminio será más ligero que uno de acero (aleación de hierro y carbono), pero será menos resistente ya que el hierro tiene mejor capacidad metalurgica que el aluminio.

Remaches en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote

Siempre hay que usar el tornillo adecuado para cada aplicación. Si usa un tornillo con demasiada resistencia de tensión (dureza) que no está ajustado al valor de diseño, podría romperse, como se rompe un cristal, por ser demasiado duro. Esto es porque los tornillos de alta tensión tienen menor resistencia a la fatiga (tenacidad) que los tornillos con un valor de tensión más bajo.

Los tornillos pueden soportar hasta un mayor peso o tracción, pero rebasada su capacidad se rajarán, pudiendo quebrarse. Los tornillos fabricados con aleaciones más duras pueden soportar un mayor peso o tracción, pero tienen igualmente un límite y menor tenacidad que los tornillos fabricados en aleaciones más blandas. Si usa un tornillo que ha sido sobre ajustado, sea cual sea su dureza, puede quebrarse con facilidad ya que su resistencia de tensión (tenacidad) es muy baja.